Al día de hoy desconozco si ya se presentó una voz que defina irrevocablemente qué es Fintech, en lo personal espero que no.

Una vez que el término se arraigue dejará de ser este interesante concepto que le ha dado vueltas al mundo entero. Del cual es importante saber que:

Fintech se puede entender como toda la tecnología aplicada a innovar en servicios financieros.

Lo que nos llama a interrogarnos sobre cómo sería el mundo si transformamos sustancialmente la manera de interactuar con el dinero o cualquier otro intercambio de valor de manera cotidiana.

Actualmente encontramos una aceleración palpable en la generación de ecosistemas. Por una parte, centrados en el cliente, pero por el otro, apalancados en servicios financieros, entre ellos:

Facebook, Google, Apple, Uber, Mercado Libre, Amazon y tal vez los más llamativos, Tencent y Alibaba.

Portabilidad de ecosistemas centrados en el cliente, apalancados en servicios financieros.

La razón es el valor potencial de mercado. De acuerdo con datos de la OCDE a 2011 analizados por Lex Sokolin (Global fintech co-head – ConsenSys), se pueden observar en varios de los países pertenecientes al G8 como Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Japón, que el porcentaje del PIB que representa el sector de la manufactura pasó de un 25% en 1980 a un 15% para 2011, y que el peso del sector financiero pasó del 15% al 25%.

ES DECIR, HAY UNA TENDENCIA MACROECONÓMICA QUE NOS INDICA QUE EL SECTOR FINANCIERO ES EL PASTEL DEL QUE HAY QUE BUSCAR UNA REBANADA

Cada una de estas “Big-Tech Companies” ha optado por diferentes caminos para apalancarse en el sector de servicios financieros. Sin embargo, este sector, junto con el energético y el de salud, son altamente regulados alrededor del mundo, además de tener regulaciones asimétricas que complican un despliegue de una estrategia global.

Lo anterior acarrea una gran cantidad de dinero y tiempo necesarios para ingresar a este mercado.

Por esto, el camino no es sólo participar de productos para usuarios finales, sino tener una capa de infraestructura tecnológica que permita capturar un ecosistema y seguir sosteniendo la carga regulatoria en actores convencionales del sistema financiero.

Un proveedor de Fintech es un actor económico que ofrece un portafolio de servicios generalmente basado en la nube. Se les conoce como Banking as a Service (BaaS) y Fintech as a Service (FaaS).

La mayoría de los gigantes en tecnología han entrado a distintos niveles de profundidad, en la siguiente tabla se puede observar un comparativo:

Fintech

En mi opinión el siguiente gran proveedor Fintech será alguno en China

Podría parecer que por estar del otro lado del mundo nos fijamos más en empresas de origen occidental, sin embargo, no dejan de aparecer las prospectivas de Ray Dalio, que recomiendo ampliamente seguir para entender los ciclos de dinero que dan origen y fin a un imperio.

Muy brevemente comento que recordemos que la última Crisis Mundial nos dejó el sistema financiero negociado en Bretton Woods y una economía polarizada al 80% de los flujos internacionales.

Así en el último siglo, el mundo entero se quiso resguardar en el USD como reserva. Eso significa que todos los países desarrollados le prestaban dinero a Estados Unidos y que su capacidad de adquirir deuda tendía a incrementarse con rendimientos crecientes.

Según Dalio, el siguiente imperio de la economía mundial será el Chino y uno de los pasos de apalancamiento es justamente la divisa. El poder de los pagos digitales estará alrededor del 84% del total de los que ocurren en este país con estrategias gubernamentales que procuren que los fondos internacionales no pasen por el sistema SWIFT sino por uno propio.

Aunado a que la mayor tendencia de crecimiento en VC para el sector Fintech está en Asia – China, independientemente de qué empresa o marca comercial lo abandere, estoy bastante seguro que el siguiente gran proveedor de BaaS y FaaS estará en dicho país.