Quinetoscopio: el precursor del moderno proyector de películas

“La fotografía es verdad y en el cine, es una verdad contada 24 veces por segundo” esta es una frase de Jean Luc-Godard, y nos refiere a lo que formalmente es el cine: una compilación de fotografías que, al ser proyectadas a cierta velocidad, dan la ilusión de movimiento.

El primer prototipo de un quinetoscopio fue presentado en 1891 por trabajadores de la Edison Company, sin embargo, la primera demostración pagada de este tipo de proyecciones fue presentada por los hermanos Lumiére en 1895.

Como somos muy emprendedores, estaremos de acuerdo en que lo primero fue un prototipo y lo segundo una validación. Tal vez podríamos estar de acuerdo en que hace falta una película que nos revele todo lo obscuro en términos de negocios que tuvieron que hacer para apropiarse monetariamente de dicho invento.

El cine como crítico

El séptimo arte puede proveernos de experimentos sobre el pensamiento que son relevantes para dilemas morales o filosóficos”, Wartenberg en 2007.

Deleuze argumenta que el cine nos da razones para creer en el mundo y nos da una justificación de potencia para explorarlo, pero entonces ¿qué pasa si lo que vemos es una contrapropuesta? Las películas nos muestran lo negativo de los negocios ¿acaso nos impulsan a explorar el mundo de los negocios? ¿O nos impulsan a rechazarlo? ¿Juzgarlo?

En cualquier escenario, ya lo estamos considerando una posibilidad, independientemente del grado de ficción está moldeando nuestra manera de percibir y subsecuentemente, de construir nuestro entorno. El emprendimiento, requiere del mundo convencional de los negocios, aunque nos pese, a mi punto de vista tal vez es la mejor manera de formar parte del entorno.

De acuerdo con Robert Sinnerbrinkuna película puede responder a cuestionamientos éticos de tres maneras:

  1. Narrativa: con situaciones, conflictos, decisiones y acciones.
  2. Política: como el efecto de la película en la sociedad.
  3. Cultural: con creencias e ideologías.

El formato de una película permite digerir el mensaje de una forma más ágil y por ello, se utilizan como recurso para desarrollar conceptos: en un cine debate, cursos, clases, sin excepción en la ética de los negocios. Aunque el interés del cine por los negocios es viejo, el interés del comercio por la ética es reciente.  

Un negocio es una unidad organizada para la producción de bienes y servicios cuyo destino es la venta, misma que suele tener el objetivo de encontrar un margen de ganancia. La ética en los negocios puede entenderse como el estudio de las dimensiones éticas de las organizaciones productivas y de sus actividades comerciales (Donaldson & Walsh 2015).

El interés del mundo corporativo por la ética llegó de forma acelerada en 1990. Existen comités de responsabilidad social, reuniones y regulaciones de impacto social y ambiental, además de ser una materia implícitamente obligatoria en las escuelas de negocios.

La desconfianza en los negocios en la pantalla grande

El cine muestra la desconfianza en los negocios casi desde su origen y se pueden enumerar una serie de películas en las que se les presentan desde una perspectiva crítica, mostrando su lado obscuro, con un enfoque distinto según la época.

A continuación, se presenta la lista de obras que reflejan este lado obscuro de los negocios en la pantalla grande.

A corner in wheat

Crítica - A corner in wheat

En 1909, el film de D.W Griffith contaba la historia de un especulador que toma el control de todo el mercado del trigo, sacando el pan de la canasta básica.

Baby Face

En 1933, Alfred E. Green presenta un film que, dado durante la Gran Depresión, narra las sombrías actitudes tomadas para ascender al mundo corporativo.

El hombre del traje gris

Crítica - El hombre del traje gris

En la Post-Guerra surgieron películas que criticaban lo alienante de la vida corporativa, pero sin despreciarla, un claro ejemplo es esta película de Sloan Wilson, y si eres fan de Joaquín Sabina, ¡entérate! El título de su álbum está inspirado en este film.

Enron: The Smartest Guys in the Room

Enron: The Smartest Guys in the Room

Documental que narra el escándalo más grande de corrupción corporativa en la historia.

The High Cost of Low Price

Crítica - The High Cost of Low Price

Dirigida por Robert Greenwald, retrata las malas prácticas y la concentración de capital en la cadena de supermercado más grande del mundo.

The Constant Gardener  

The Constant Gardener

Una compañía farmacéutica prueba drogas experimentales que podrían ser la solución a la tuberculosis, esto desarrollándose en los barrios bajos de Kenia.

Diamante de sangre

Crítica - Diamante de Sangre

Desarrolla la historia en medio de una guerra civil donde también, existen relaciones criminales de negocios en los que el gobierno se involucra con el comercio ilegal de diamantes en África.

Wall street

Wall Street

Película icónica donde un corredor de bolsa justifica su avaricia en su intento por abrirse paso en Wall street, tomando ventaja de información confidencial.

The Founder

Crítica - The Founder

Protagonizada por Michael Keaton, narra la historia de la fundación de la marca de hamburguesas más grande el mundo, ¿sabes de qué cadena estamos hablando?

The Wolf of Wall Street

The Wolf of Wall Street

Centrado en un personaje obsesionado con tener todo lo que desea a través de medios cuestionables, este film es protagonizado por Leonardo Dicaprio, quien plasma la autodestrucción y los excesos para alcanzar sus metas.

The Big Short

Crítica - The Big Short

Poco antes de la situación inmobiliaria que originó la crisis mundial del 2008, un grupo de inversionistas jóvenes le apostaron a la depresión y se volvieron millonarios.

Hemos visto cómo se plasman los negocios a través de la cinematografía, ¿cuál de estas películas crees que plasmaría mejor la situación? ¿Ya has visto alguna? ¡Compártenos tu opinión en los comentarios!