A estas alturas del partido, todo cambia. Cambia la forma en que aprendemos, cómo socializamos, cómo nos entretenemos y por supuesto, cambia el cómo consumimos. Lo que antes no parecía importante hoy lo es mucho y las personas no sólo prestan atención a lo que están comprando, sino también a lo que la marca está haciendo por el mundo.

En un momento en la que lo único seguro es el cambio, las marcas deben transformarse y adaptarse a los nuevos consumidores. Hace unos años era suficiente con que las empresas donaran grandes cantidades a asociaciones o fundaciones con causas sociales, sin embargo hoy no basta dar dinero “invisible” que nunca sabremos si fue utilizado para lo que debía utilizarse, hay que involucrarse con las causas y ver el rostro de las personas.

Las marcas mexicanas no son ajenas a esa nueva filosofía y Vía Natural es un ejemplo de eso. Martha Grace, Marianne Hernández y Alejandra Hernández son sus fundadoras y firmes creyentes de que en el contacto con la naturaleza está el camino hacía el bienestar.

Su catálogo ofrece una amplia gama de productos elaborados con aceites esenciales de la máxima calidad, pues ayudar a las personas a sentirse bien es su manera de hacer de este un mundo mejor: “Queremos que todas las personas que tengan contacto con esta marca alcancen un bienestar integral, no sólo físico sino también emocional y económico”, dice Marianne.

Y para lograr ese bienestar integral deben estar en equilibrio todos los sentidos “Esa responsabilidad empieza con que nuestros colaboradores tengan un trabajo digno, del que puedan estar orgullosos, que tengan prestaciones, nos importa mucho el balance vida-trabajo” cuenta Alejandra.

Pero su compromiso no termina ahí. Desde hace un año, Vía Natural dona una parte de sus ganancias a proyectos de impacto social en la plataforma MiCochinito.com.  “Con la intención de impactar a la comunidad en términos de bienestar buscamos apoyar a proyectos que realmente tengan impacto en la vida de las personas. No sólo queremos dar dinero y ya, queremos que sea algo de alto impacto”

“Nos encanta lo que hacen en MiCochinito.com, es justo lo que buscamos para lograr ese impacto en las personas que suben sus proyectos. Nos importa hacer una donación con sentido porque queremos que los emprendedores crezcan y sean mejores, que desarrollen sus proyectos y se vuelvan autosuficientes y exitosos” establece Marianne.

Para este trimestre, Vía Natural estará aportando al Cochinito de Purifiquemos Agua, una iniciativa que busca limpiar el agua que llega hasta las comunidades para evitar que las personas sufran enfermedades causadas por el consumo de agua contaminada.

“Causas hay miles y todas son igual de importantes y urgentes. Cuando buscamos a quién dar esa parte de las ganancias siempre es difícil escoger; lo padre es que puedes apoyar diferentes proyectos, a veces de una sola persona, a veces de muchas” reconoce Alejandra.

Anteriormente han apoyado a los Cochinitos de El Crochet del Panda, Anudarte y Eco Calli. “Por ejemplo, El Crochet del Panda es un proyecto padrísimo que se convirtió incluso en nuestro proveedor. Ellas tejen muñequitos a mano y entre nuestro catálogo teníamos un osito hermoso que en su panza tenía hojas de lavanda que hace que el aroma sea muy relajante para los niños. Carolina, que es quien inició el proyecto, brinda trabajo a mujeres que por alguna razón no pueden salir de su casa, ya sea porque son personas mayores o son madres solteras. Nos emociona pensar que estamos ayudando a que las mujeres tengan un ingreso y una actividad que las haga sentir bien profesionalmente” recuerda Marianne.

Y es ese sentido de empatía e identificación lo que hace que las personas sigan a una marca “Como empresa, entre más oportunidades recibes tienes mayor responsabilidad de regresar algo al universo. Creo que las empresas deberían preocuparse por eso y las personas debemos ser conscientes de que lo que hacemos o dejamos de hacer tiene un impacto y podemos elegir crear un impacto positivo y realizar acciones trascendentales para la comunidad” finaliza Marianne.