Hace unos meses llegó a MiCochinito.com un proyecto diferente que buscaba rescatar una de las zonas más ricas del mundo en cuanto a biodiversidad se refiere. El nombre del proyecto es Eco Calli y necesitaban ayuda para seguir con la labor de concientización y rescate que desde hace seis años realizan en la Costa de Oro, en Veracruz.

Ante la gran popularidad y confianza que hoy posee el crowdfunding y después de ver campañas exitosas de otros proyectos, el equipo de Eco Calli se animó a subir el suyo a MiCochinito.com y hoy son uno más de nuestros cochinitos exitosos.

Al respecto, Fernanda, la encargada de dar difusión a la campaña, nos cuenta “Esperábamos una mejor reacción de la gente. Nos costó mucho trabajo mantener el interés y de algún modo teníamos la idea de que más gente iba a apoyar porque al final a las publicaciones de Facebook siempre les iba bien y en los eventos demostrativos la gente se veía entusiasta, pero con la campaña la reacción fue de `está padre pero no puedo donar`”.

Como en toda campaña, el reto era mantener el interés de las personas y al respecto la estrategia abarcó desde Internet hasta el siempre funcional de boca en boca. “Publicábamos en redes en los horarios con más tráfico, recurrimos a publicaciones pagadas para llegar a más gente. También fuimos a la radio a hablar de eso, nos encargamos de promover de manera personal, le contamos a nuestros amigos y familiares casi de uno por uno” dice Fernanda.

Y es que, contrario a lo que mucha gente piensa, las aportaciones no llegan solas cuando se sube el proyecto a la plataforma.  Tampoco el publicar todos los días en redes sociales asegura el éxito.

“Con las personas mayores tuvimos problemas para que aportaran, aunque hicimos publicaciones explicando paso por paso cómo aportar, no resultó. Entonces llamábamos a las personas y por teléfono nos decían cuánto querían donar, sacábamos los comprobantes desde la página de MiCochinito.com y los mandábamos por correo para que ellos depositaran”, dice Fernanda.

Otro de los secretos de una campaña exitosa es saber en qué momento se debe apretar el paso.  “Tuvimos que recurrir a invitar de manera personal casi al final de la campaña, cuando veíamos que el final se acercaba y no llegaban nuevas aportaciones”.

Pese a algunos errores técnicos en la plataforma, al final se logró el objetivo y Eco Calli logró romper su cochinito. El siguiente paso es convertir el proyecto en donatario y el año que viene estarán dando muchos más talleres, visitas demostrativas y tours para seguir concientizando a la gente.