Flora, fauna, mucha alegría y las ganas de su gente hacen de Veracruz una de las zonas más paradisíacas de nuestro país. Sin embargo, no todo es como debería y la región de la Biosfera de los Tuxtlas, en Costa de Oro, se encuentra en un proceso de rescate y reconstrucción, pues ha sido severamente afectada por la actividad humana.

La tala indiscriminada y el uso irresponsable de pesticidas están matando de a poco una de las zonas más ricas del mundo en cuanto a biodiversidad se refiere. Pero no todo está perdido y en Eco Calli realizan una labor titánica por restaurar la zona.

El primer paso dentro de su plan, que consiste en que los niños conozcan y se enamoren de su hogar, marcha sobre ruedas. A futuro ellos serán los encargados de cuidar la región, pues en las nuevas generaciones está el secreto para lograr un mundo mejor.

“Los niños son los más cambiados, son los que más preguntan y visitan la sala de lectura. Cuando platicas con los niños, les explicas la importancia de la reserva y les haces notar que ellos viven allí, ellos se sorprenden” explica Marité Azpiri, bióloga de profesión, con labor de maestra, asesora y tallerista dentro de la asociación.

Eco Calli es una Asociación Civil con sede en la zona de la Reserva de la Biosfera de los Tuxtlas y desde hace seis años han concentrado sus esfuerzos en educar a sus habitantes. Mediante pláticas y talleres han logrado, de a poco, generar consciencia entre la gente.

Pero su labor no se limita a educar, pues han puesto manos a la obra y han impulsado programas de limpieza en las playas y calles, han organizado campañas de recolección de desechos reciclables y enseñan a elaborar huertos familiares. También se está hablando con la gente de los ranchos para invitarlos a sembrar árboles y obtener beneficios económicos mediante programas de cultivo sustentable, al tiempo que conservan su selva.

En Eco Calli ahora mismo se está trabajando para dar el siguiente paso: rescatar la zona de amortiguamiento, que es la frontera entre la zona urbana donde se encuentran las viviendas y la selva. “Queremos convertirnos en donatarios para poder reunir fondos; eso nos brindará la oportunidad de realizar nuestro trabajo con mayor libertad. Para eso tenemos que hacer el trámite ante Secretaría de Hacienda”.

Para poder cubrir los costosos gastos que el trámite requiere, han subido una campaña a la plataforma de financiamiento colectivo MiCochinito.com. La meta es reunir el dinero suficiente para realizar los procedimientos necesarios que les permitan convertirse en una Asociación Civil hecha y derecha, una que pueda acceder a recursos gubernamentales.

Si quieres apoyar su causa y convertirte en padrino de Eco Calli, échale un ojo a su campaña en MiCochinito.com. Te recomendamos ver las tentadoras recompensas que ofrecen y que incluyen hospedaje, visitas guiadas a su centro y tours a las cascadas del Rosario.

Mantente al pendiente de sus cuentas en redes sociales y de las de MiCochinito.com para enterarte de todo lo referente a su proyecto.

eco calli 2